La FEHM participa en el T-Forum 2018 Global Conference

    T_forum

La presidenta de la FEHM, Maria Frontera, ha participado esta mañana en el T-Forum 2018 Global Conference, que se celebra en el Palau de Congressos hasta el próximo 14 de marzo y del que la Federación es entidad colaboradora. Frontera ha intervenido en el panel titulado "Tourism Development in the Face of Overtourism" junto a Philip Pearce, de la Universidad James Cook de Australia; José Hila, presidente de la Comisión de Turismo de la FEMP, y Tolo Gomila, presidente de Fevitur y vicepresidente de Aptur.

En su intervención, Maria Frontera ha destacado que es necesario planificar la actividad turística en todas sus dimensiones y crear el marco legal que posibilite realizarla correctamente, gestionando bien los recursos, el producto y los servicios para que la experiencia turística cumpla su objetivo. En este sentido ha manifestado que para que esto sea posible es preciso saber cuál es el modelo turístico adecuado y deseado y cómo proyectarlo y esto implica un trabajo conjunto entre la administración y los agentes de la cadena de valor turístico, con un marco legal en el cual la actividad este perfectamente regulada, controlada e inspeccionada, con evaluación de resultados y beneficios.  

La presidenta de la patronal ha incidido en que cuando estas circunstancias no se producen surgen los desajustes, la insatisfacción, las dificultades de convivencia, las sensaciones negativas, la saturación...

En muchas ciudades del mundo en las que la saturación es un problema real, surgen voces críticas que formulan un binomio turismo-saturación por ese crecimiento exponencial que se ha dado en los últimos años y que ha desbordado cualquier previsión, cuando en realidad la saturación viene dada por una ecuación en la que es preciso incluir  el crecimiento demográfico y la falta de previsión de la administración dimensionando las infraestructuras en concordancia con estos aumentos. 

El hecho de organizar el movimiento de flujos turísticos dentro del territorio, el disponer de una oferta de producto turístico variado y diversificado o aportar los medios para acceder a estos lugares de interés turístico, son algunos de los elementos a considerar para mejorar y minimizar percepciones negativas. En este sentido Frontera expuso que si no queremos llegar a las situaciones vividas en Dubrovnik y Bracelona, debemos tomar medidas como Amsterdan que gracias la coordinación de las llegadas de cruceros y la  disposición de un transporte eficaz ha conseguido disminuir esa sensación de máxima afluencia en las calles.

Teniendo en cuenta los errores y aciertos de otros, "desde la FEHM abogamos por la planificación como elemento imprescindible para gestionar los volúmenes de personas y vehículos en determinados lugares y momentos. (Caso cruceros) así como una buena información a usuarios (apps, webs, etc)", ha manifestado.

Es imprescindible desarrollar una política turística y económica que nos permita movernos de un modelo basado en el volumen, que nos obliga a atraer un mayor número de turistas para generar los mismos ingresos que se están obteniendo, a otro modelo basado en el valor y la calidad donde rentabilidad social y económica se incrementen en paralelo, sin perjudicar los derechos básicos de las personas. 

Llegados a este punto del debate deberíamos preguntarnos: "¿Debemos someternos indefinidamente a las demandas del mercado y crecer y crecer? o por el contrario ¿hay que poner límites basados en la capacidad de carga para preservar los atributos, identidad y convivencia entre residentes y turistas?" Creo que la respuesta es que hay que disponer de una oferta variada y plural pero basada en el control, la calidad, la tipología y su ubicación. La actividad turística debe darse en núcleos urbanos en los que ya se tuvo esa planificación urbanística y dotación de servicios, no en el suelo rústico si queremos conservar el paisaje y el entorno y no esparcir el desorden al resto del territorio.